lunes, enero 12, 2009

si la perfección no existe.. por qué somos todos tan perfectos?
no tuve un buen fin de semana... porque de repente sin motivo ni causas importantes me vi envuelta en discusiones y malas contestaciones que ni tengo ganas de dar ni tengo ganas de escuchar... lo que me puso de mal humor... y así no me gusta.

sin embargo estoy contenta... pero qué bronca me da cuando pongo y me ayudan a poner los días grises sin necesidad...

y no me importa que recién empiece el año para ya estar de mal humor...qué pasa? a ninguno le tocó un día gris en estos 12 primeros que estrenamos del 2009? pues qué alegría... a mí sí...




no les digo? malas contestaciones ... así estoy.

6 comentarios:

Agus dijo...

Amiga!! te mando un abrazo gigante y un bon o bon cibernetico para hacer tu semana mas dulce!!!!
Te quiero y estoy para lo que necesites!

Julian dijo...

Loquita! No tenes un día gris ... solo hay algunas nubes en el cielo que te lo entristecen ... pero segun el pronóstico van a venir días despejados, soleados y calurosos!
Te extraño sister, ayer leía un msj tuyo a mi móvil de cuando estaba allá que me invitabas a desayunar juntos! Cuidate y saludos a todos!

paquete dijo...

sin embargo... tenes que pensar todas esas cosas lindas que te pasan que te tienen que hacer sonreir! de todas maneras siempre se pueden tener dias grises y que no pase nada!
Pensar en la buena compañia, los proyectos, los viajes... que se yo... este año largo muy bien para vos y va a estar lleno de cosas positivas... eso es seguro!
bueno soquete con patas... alguna frase para animarte..mmmm dejame pensar.... Estas LINDA! por afuera y por dentro...mmmm otra....mejor suficiente a ver si te la crees demasiado! brindo por nuestra PYME!
beso te quiero!

Tu papá, el malhumorado dijo...

Ay, nena! El malhumor muchas veces es necesario para darse cuenta que uno tiene todo lo que necesita. Inevitable sentir malhumor cuando los de enfrente, que son perfectos, no coinciden con nuestra idea de la perfección. Lo bueno es que el malhumor se pasa, uno cuenta hasta tres o hasta cinco o hasta cien, según quien haya causado el malhumor, le pone paciencia a la falta de perfección exterior, se mira la perfección interior y, ya está!! El malhumor se fue.
Te quiero mucho, y pensá que todos tenemos derecho a tener un rato de malhumor, es saludable.

tu mama dijo...

sabias palabras de papa. Igual,si me necesitas, aqui estoy!!!Lejos para hacerme una escapada, pero cerca por telefono. Te quiero y pone una de tus divinas sonrisas, y el temporal pasara. Besos.

Juli dijo...

che viejo ... cuando mi perfección se aleja un poco de tu criterio de perfección ... hasta cuanto contás? jejeje. Hagamos un ranking de la contabilidad de papa hacia sus hijos. Tomás ... me parece que te quedás con el privilejio de ser primero! te felicito!
Che flaca! no te conté .. ya cambie el jean ... este de lujo! graaaaaaacias! Te quiero! Un beso enorme.